30 dibujos, 30 días: mayo es de María Conejo

“Un dibujante es una persona que tiene que dibujar lo mismo día tras día sin repetirse”.

Charles M. Schulz

Desolación, tristeza, angustia, compasión, comprensión. La obra de María Conejo lleva metafóricamente un mensaje para todas aquellas personas que han pasado por situaciones que se alejan del control y donde la emocionalidad sale a flote de manera instintiva. Jugando con estas complejas visiones de la vida, María retrata comportamientos elementales en la vida del ser humano cuestionándose cuál es su papel dentro de la sociedad y las relaciones aludiendo al amor y lo que esto conlleva en el vivir diario.

Siluetas de mujeres que exponen su femineidad, cuerpos acompañados de sensualidad y estructuras humanas que parecen seguir una línea trazada en movimiento  son lo que las ilustraciones de María Conejo transmiten por medio del alter ego del que son creados, componiendo formas que se relacionan con los sentimientos y la emotividad expresada por las mujeres en las que están inspiradas sus ilustraciones.

Conformando una serie de dibujos conectados entre sí y jugando con la imaginación del espectador, María participa en esta dinámica artística haciendo múltiples interpretaciones de lo que es la mujer e intentando transmitir su posición en el inconsciente colectivo.

Diseñadora integral egresada del INBA (2006-2010), su ejercicio profesional ha consistido en el desarrollo de gráficos para exposiciones, diseño de publicaciones para museos, galerías y artistas y coordinación de producción de proyectos de arte.

Las técnicas con las que crea sus personajes son pintura con bordado y dibujo. A partir de esto utiliza dos sistemas de simbolismo: por un lado el concepto de “perder la cabeza por amor” representado por cuerpos de mujeres sin cabeza y por otro, cuando estos personajes tienen cabeza, se refiere a un ejercicio de introspección dónde las emociones como la tristeza y la nostalgia fluyen incontrolablemente.

Actualmente es becaria del FONCA con el programa Jóvenes creadores (2014-2015) y forma parte de la dinámica “30 dibujos, 30 días” de Cultura Colectiva. Mayo le pertenece a María Conejo.

Emilio Reyes