Me comisionaron un muro que se colocaría dentro del Carnaval de Bahidorá en su edición del 2018.

Debo confesar, qué disfruto mucho cuando en este tipo de comisiones el tema es libre y tengo total libertad para dibujar lo que quiera. En esta ocasión el único requisito que me pidieron fue utilizar los colores de la cerveza Corona.

Propuse, unas mujeres gigantes jugando entre los árboles. El carnaval ocurre dentro de uno de los lugares más extraordinarios de Morelos. Las Estacas es un parque acuático natural que pertenece a la reserva ecológica estatal Sierra de Montenegro. Es un sitio paradisíaco donde brota el río Yautepec; un manantial natural con agua cristalina rica en minerales, que nutre a la exuberante flora y fauna de la región.

Y pensé que era elemental representar la naturaleza del sitio y colocar dentro de este paraíso unas chicas siendo parte de ese ecosistema. Algo muy importante que quise representar con esta imagen, es una variación del tipo de cuerpos que siempre hago. Personalmente, y como recurso estético en mi cuerpo de obra, he creado un personaje con un cuerpo muy estilizado. Sin embargo, para esta propuesta se me hizo una mejor idea mostrar un cuerpo que no necesariamente es el cuerpo que la publicidad te vende como “cuerpo de bikini”, quise insertar la idea de que no ser delgada como los estándares de belleza dictan está bien. Unx es dueñx de su propix cuerpx y por lo mismo deberíamos aprender a quererlo en su manera única de ser.

El resultado fue el siguiente: