“Lagunas mentales” es una serie de dibujos que ha vivido en mi mente desde hace muchos años. Me gusta pensar en el pelo largo y suelto como esa libertad de dejar ser a tus sentimientos, de dejar fluir las emociones. Algunas veces las mujeres de mis dibujos están muy felices sumergidas dentro de sus propios pensamientos, otras veces se ahogan. Por otro lado, el pelo negro se me hace un elemento muy mexicano, muchos años de mi vida me costó trabajo entender que tener el pelo negro, la piel morena, los ojos oscuros, que además de ser cualidades hermosas, esas peculiaridades me dan una identidad muy definida y hablan de mis orígenes.

En febrero del 2020 se manifestó como una instalación basada en una de las metáforas más recurrentes en mis dibujos, la del pelo negro que crece infinitamente en la cabeza de los personajes de mis dibujos convirtiéndose en ríos, lagos, lagunas “mentales” de tonalidades abísmales en las que a veces se zambullen o se ahogan, invitando al espectador a sumergirse en la experiencia.